Contact Us

Leave us your message and we will be happy to help!

Déjanos tu mensaje y estaremos felices de ayudarte!

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Inspiración-blog.jpg

Blog con posts

 

 

 

La iluminación que necesitabas para dar con TU PROPÓSITO

Ruliena Piñate

Este año el propósito de ella era conseguir ese nuevo puesto en su trabajo y poder finalmente comprarse el penthouse enorme que siempre había querido. Fue el peor de sus años, el puesto se lo dieron a alguien más y a ella la relocalizaron por dos años a un país en Europa donde comprarse un penthouse era literalmente imposible, le toco vivir en un apartamento que era de la mitad del tamaño de donde vivía.

Sin duda, todos somos libres de tener las metas y sueños que deseemos, pero con esa misma libertad asumimos el riesgo de sembrar nuestra propia infelicidad y frustración.

Un propósito no debería estar vinculado a algo netamente material ni ser tan rígido que nos cierre la puerta a nuevas y mejores oportunidades

Por otra parte, Alejandra, se había planteado como propósito trabajar en su crecimiento personal, dándose la oportunidad de vivir nuevas aventuras que la abrieran a sentirse más feliz con su vida. Ese año fue increíble, sin ni siquiera imaginarlo se le presentó la oportunidad de mudarse a Europa a una posición llena de retos que representaban la mejor oportunidad laboral que había tenido. Aunque al principio sonaba que habían muchos riesgos en tomar esa decisión, su propósito la ayudó a dar el paso, al recordar que se había propuesto un año de aventuras. Se mudó a un apartamento ‘PEQUEÑO” pero en un zona increíble donde conoció a su mejor amiga que hoy se convirtió en la madrina de su primer hijo.

 

El tener un plan, no significa, tener el control de todo y decidir cómo y cuándo pasarán las cosas en nuestra vida. Tener un plan significa auto-conocernos e identificar lo que como seres humanos necesitamos cultivar para sentirnos bien. Decidamos trabajar por nuestras metas aprovechando cada una de las puertas que Dios nos abre para enseñarnos y darnos paso a la verdadera felicidad que nace del corazón y que depende solo de nosotros.

 

¿Cuál es tu propósito para este año?