Contact Us

Leave us your message and we will be happy to help!

Déjanos tu mensaje y estaremos felices de ayudarte!

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

¿Cómo te sientes hoy?

Blog con posts

 

 

 

¿Cómo te sientes hoy?

Marta Velado

Desde esa pregunta inquietante en mi interior, reflexionaba. Sentía que era momento de ver mi vida en perspectiva y decidir qué camino quería seguir. Llevaba conmigo 7 cirugías abdominales después de mi último embarazo hacia ya 22 años, una salud un poco deteriorada con los mil achaques de la edad, una rutina de comer sin pensar ¿qué estoy comiendo?, ¡una vida sedentaria! Todo eso me hizo caer en cuenta y pensar “¡llegó mi momento! si doy un giro a mi realidad y pongo un alto, puedo tener una mejor calidad de vida”, sabía que no era fácil ni milagroso pero sí se podía.

Cuando estamos jóvenes pensamos que el llegar a una vida adulta está muy lejos del camino, pero la vida avanza muy rápido y cuando te das cuenta la edad ya está haciendo de las suyas en tu cuerpo y tu salud. En los últimos años, me había inscrito en no sé cuantos gimnasios y solo iba unos días y después el entusiasmo me pasaba. Hice miles de campaña de dietas y ejercicios que mis amigas me compartían.

Conocí del Reto ”Pierde tus libras” leyendo la revista digital Así Soy Mujer, y pensé es ahora o nunca, ya había reflexionado sobre el tema y esto llegó en el momento preciso. Sentí que era algo diferente porque íbamos a estar muy bien atendidas con personas especializadas que conocen lo que hacen, que iban a estar respaldándonos en el esfuerzo y despejando nuestras dudas para cumplir las metas. Lo mejor es que no iba a estar sola, éramos muchas a las que iba a llegar el mensaje.

Aún así tenía dudas de si iba a ser capaz y a tener la voluntad de cumplirlo, segundo por vivir en otro país y con una cultura diferente si iba a poder cambiar mis hábitos alimenticios, y además tenía dudas de si iba a lograr que mi familia (mi esposo y mi hijo) me respaldaran.

Yo con mi esposo e hijo

Con todo este saco lleno de anhelos pero también de dudas, inicié el Reto...

Desde el inicio, el equipo de Fotovive, nos recomendaba tomarnos fotos para ver nuestra evolución y lo valioso que iba a ser en el futuro poder tener evidencia clara del camino recorrido. También escribir y registrar lo que íbamos experimentando. La verdad no soy de las personas que se toman muchas fotos, creo que porque en algunas me veía gordita y siento que no soy fotogénica!!! Así que durante el Reto, me enfoqué en tomar fotos pero de mis comidas que me emocionaba aprender a hacer con las recetas nuevas que nos enseñaron. Así que ahora no tengo casi fotos mías, pero si comparo alguna de las que tengo de hace un mes atrás y las últimas que me he tomado, puedo decir que hay una ENORME diferencia y que se nota el cambio. Mi apariencia de antes, es un recuerdo que no lo borro de mi mente porque siento que eso me ayuda cuando llego a desanimarme y ahora entiendo la importancia de poder registrar con fotos los cambios. 

Tampoco soy de escribir mucho pero cuando decidí tomar el Reto coloque en mi agenda la fecha y mi peso y a la par solo escribí: “ÁNIMO”. Ahora que pasaron los días del reto me arrepiento de no haber dejado plasmados algunos momentos escritos o en fotos, muchos para recordar lo que debo hacer y otros para registrar cosas que no quiero que vuelvan a pasarme. Es un aprendizaje que he ganado.

¿Mis logros?

  1. Aprendí a comer, a ser puntual con mis comidas y a desayunar pues era un tiempo de comida que nunca lo hacía 
  2. Mejoró mi salud, ya el dolor en mis articulaciones ha cesado
  3. Mi circulación ha mejorado enormemente y ya no me canso con facilidad ¡tengo vitalidad!
  4. Mis problemas de digestión han desaparecido casi totalmente
  5. Volví a hacer ejercicio, ya me inscribí en un gimnasio
  6. Ya mi hijo menor también ha aprendido a alimentarse mejor, pues esa era una enorme preocupación ya que a sus 22 años ya pesaba casi 200 libras

Logré cambiar todas esas situaciones en mi vida. Pero lo más importante es que logré ver que emocional y psicológicamente no entendía lo que me sucedía. Pero luego de entrar en este proceso de transformación donde me guiaron a explorarme y a hacer cambios progresivos, siento que he logrado una nueva etapa de cambios sostenible en el tiempo para mi vida.

El equipo que formó el Reto fue la base fundamental y luego todas las mujeres que nos inscribimos. Aprendí de ellas pues vi que no solo era yo la que necesitaba esta oportunidad, ver el esfuerzo diario que algunas aún enfermas o con compromisos mayores que los míos no se desmotivaban, fue de mucha inspiración. Aprovecho para darles las gracias por cada mensaje y cada like a las publicaciones que hacíamos…eso fue alentador.

Mi historia puede ser simple para muchas pero para mí no lo es. Este cambio me ha hecho más fuerte y decidida. Como mujer por ser obra de Dios nos merecemos lo mejor pero está en nosotras tomar la decisión.

Mi transformación desató una cadena de cambios en otros. Mi hijo ha aprendido a cuidarse y ambos nos apoyamos a la hora de comer, compartimos y me ayuda a hacer algunas comidas; este tiempo que ahora comparto con él vale oro para mí. Luego, platicando con mi vecina, a quien aprecio mucho, le comenté de los cambios que estaba haciendo en mi vida, que estaba cambiando mi manera de alimentarme y comenzando a hacer ejercicio, le conté que me había inscrito en el Reto y en qué consistía. Ahora las dos nos reímos porque de una platica sencilla nació el deseo en ella de hacer cambios en su de vida y la de su pequeño Dieguito de tan solo 3 años. Si la vieran, ya ha rebajado enormemente y su juventud la ayuda.

Yo pude auto-conocerme y lograr mi propio cambio y a la vez motivar a otros también. Juntos podemos inspirar muchas historias. Hace tiempo leí algo que dice:

Siempre serás hermosa cuanto mejor te sientas por dentro
— Martin Llorens

...ahora me siento así. ¡Gracias por este Reto!

Marta Velado